201706.07
0
0

Un solo Juzgado para toda Asturias

Recientemente se ha llevado a efecto una medida dirigida, en principio, a agilizar la resolución de las reclamaciones judiciales de cláusulas suelo; se trata de concentrar en un solo Juzgado todos los procedimientos de Asturias. Analizamos brevemente las ventajas e inconvenientes que ello supone.

En primer lugar hemos de decir que no solo se encargará ese Juzgado de las cláusulas suelo, sino de “materia relativa a las condiciones generales incluidas en contratos de financiación con garantías reales inmobiliarias cuyo prestatario sea una persona física” (textual del Acuerdo de la Comisión Permanente del Consejo General del Poder Judicial de 25 de mayo de 2017). ¿Que incluye además de las conocidas “cláusulas suelo”?, pues reclamaciones relacionadas con créditos hipotecarios suscritos por personas físicas (consumidores o no), podrían ser de gastos de hipoteca, de intereses de demora y comisiones, de redondeos, en fin, todo lo que tenga que ver con hipotecas.

Se nos dice que la ventaja es la rapidez en la resolución del asunto y la liberación de carga de trabajo de los Juzgados. Sin embargo la realidad es que, en Asturias, los Jueces, Secretarios y los funcionarios mantienen en general una Administración de Justicia ágil; ¿hacía falta descargarles de trabajo?, creo que no, en estos años pasados han disminuido de forma importante los procedimientos judiciales, y los repuntes por los procedimientos de cláusula suelo no han atascado ningún Juzgado que se sepa. Es más, el sentido común nos dice que concentrar todo en un Juzgado puede atascar ese Juzgado y aportar poco a cada Juzgado “liberado”. Todo ello salvo, claro está, que se dote a ese superJuzgado de medios personales y materiales extraordinarios, ¿ha sido así?, la respuesta la tenemos en ese Acuerdo del Consejo General del Poder Judicial antes citado, en el que prevé dotar a ese “nuevo” de tres nuevos funcionarios, aumentar el trabajo del Secretario Judicial (ahora LAJ) y dos jueces en prácticas para apoyar al Juez titular. No se puede adelantar si será suficiente o no, todo dependerá del número de asuntos que deban gestionar, si bien a favor está que el Juzgado elegido es de los más agiles y resolutorios de Asturias, el Juzgado de Primera Instancia número seis de Oviedo, que ahora tendrá su bis. Pero, ¿hacía falta esa medida?, pues no.

Tal parece que esta medida es heredera de aquella que creó en enero un procedimiento extrajudicial para reclamar las cláusulas suelo. ¿Sirvió para algo?, no, claro que no. El objetivo real era ralentizar el proceso de reclamación, dar tiempo a los bancos, enfriar el impulso del consumidor que reclamaba “lo suyo”, ¿lo consiguió?, al menos en lo último, no. La gente tiene muy interiorizada que tiene derecho y estas esperas solo han servido para retrasar la reclamación judicial de aquellos a los que el Banco no ha contestado o ha remitido una carta tipo denegándoles sus derechos. Los pocos, los muy pocos, a los que el Banco se ha dignado en devolverles lo cobrado en exceso tienen motivos para alegrarse, el resto, tiene abierta la vía judicial ante ese ÚNICO JUZGADO.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *