201604.13
0
0

Créditos Revolving. Más del 20% es Usura

La novedosa Sentencia del Tribunal Supremo de fecha de 25 de noviembre de 2015, trae a colación la vigente LEY DE REPRESION DE LA USURA, que data del año 1.908. Con ocasión de analizar los famosos “CREDITOS REVOLVING”, conocidos como revolventes o renovables, y determinar si los tipos de interés aplicados a los mismos, pueden ser considerados como usurarios y por tanto anulables.

¿En qué consiste este crédito revolving?

En primer lugar es un tipo de crédito sin un número fijo de cuotas, en contraste con un préstamo normal o convencional, sino que tiene un carácter rotativo. Por lo que un consumidor “aparentemente siempre” dispone de una cantidad de dinero tope, es decir, con un límite del que se puede servir, y así el crédito se rebajará o disminuirá, en la medida en la que el cliente lo utilice, restableciéndose en función de los pagos que haga el particular para restituirlo.

¿Dónde está el problema entonces de estos créditos revolving?

En los costes que acarrean, sobremanera en los tipos de interés estipulados muy superiores al habitual en los créditos al consumo, así mensualmente oscilan entre un 2% o más, y por lo tanto anualmente se abonan intereses superiores al 24%. Por eso, cuando el consumidor hace un pago mensual, prácticamente solo paga los intereses, y el capital apenas se ve reducido; de esta forma el crédito se convierte en una carga casi perpetua y muy cara.

creditos-revolving-bancos

El Tribunal Supremo pone coto a este tipo de créditos aplicando la vieja Ley de represión de la Usura. Fijando en la citada sentencia de 25 de noviembre de 2015 que un préstamo al consumo al 24% de interés es USURARIO, calificando el interés estipulado como notablemente superior al normal.

Las consecuencias son demoledoras contra el prestamista usurero. Ya que el Tribunal Supremo indica que debe anularse el contrato de crédito, y el consumidor solo estará obligado a entregar al banco la suma recibida inicialmente y ni un euro en concepto de intereses. Por lo que en caso de que se hubiera abonado más dinero del inicialmente recibido, el banco (prestamista) estará obligado a devolver a su cliente lo que exceda del capital prestado.

Por esta razón en VALLAURE ABOGADOS proponemos una solución a todos aquellos consumidores que estén sufriendo esta situación con tarjetas de compra, créditos o préstamos al consumo, a tipos de interés superior a la media del sector. Pudiendo lograr que no haya que pagar nada más que el capital prestado y ni un euro de intereses. Y en caso de que se haya abonado más del capital, la devolución de todo ese exceso de dinero que la financiera o el Banco no debió recibir por usureros.


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *